Prestamistas Individuales, ¿Son fiables?

Prestamistas individuales

 

¿Qué son los prestamistas individuales?

Si has oído hablar de prestamistas particulares, tal vez te hagas una idea de lo que son. Pero no está demás investigar un poco más por si alguna vez llegas a necesitar uno. Esta figura se aplica a aquellas personas que otorgan préstamos con su capital privado.
Generalmente los requisitos y documentación exigida son menores o casi nula, se ocupan de una población desatendida. Por esta razón los intereses son extremadamente altos y dependiendo de la suma solicitada, el prestamista puede exigir algunos bienes como garantía o a una tercera persona como fiador.

 

Tipos de prestamistas individuales

Los prestamistas particulares son personas que prestan dinero sin ser regulados por el Banco de España. Existen básicamente dos tipos de estos prestamistas entre los cuales tenemos:

Prestamistas particulares

Son personas naturales que prestan dinero utilizando sus propios recursos y se caracterizan por tener intereses muy altos. El proceso que llevan a cabo para realizar la transacción es informal.
Este tipo de préstamo entre particulares no tiene requisitos, ahora bien, al tratarse de personas naturales no se rigen bajo una normativa establecida por lo que en ocasiones puede suponer un gran riesgo.

 

Familiares y amigos

Este tipo de préstamo también es reconocido por la ley, siempre y cuando se haga bajo lo establecido en la Ley de Créditos al Consumo y se declaren a hacienda.

¿Son legales los prestamistas individuales?

Aunque no estén avalados por el Banco de España, el préstamo entre particulares está contemplado en la legislación vigente. Es básicamente un contrato entre el prestatario y el prestamista, donde el primero se compromete a pagar el dinero en un determinado lapso de tiempo.

Son más accesibles debido a que no exigen requisitos para otorgar el préstamo, pero a cambio imponen un interés mucho más elevado respecto a entidades de préstamo.

El problema, es que en algunos casos esta figura se utiliza para estafas y existen excesos en las condiciones, por lo que es importante conocer la trayectoria del prestamista para estar seguros.

También es importante conocer la Ley 16/2011, en la que se especifican las obligaciones del prestamista así como lo referente a los impagos del abono mensual con sus respectivos intereses, donde el prestatario se compromete a hacerle frente a la deuda.

 

 

Riesgos de los prestamistas individuales

Cuando se acude a préstamos particulares, estos no se llevan a cabo bajo las pautas de calificación que utilizan los bancos o instituciones crediticias. Esto puede implicar ciertos riesgos tanto para el prestamista como el prestatario.

Debido a la poca regulación ambos tienen libertades que en ocasiones no benefician al acuerdo. Este tipo de préstamos puede conllevar los siguientes riesgos:

 

Intereses elevados

Los prestamistas pueden regirse por las tasas establecidas como legales, sin embargo, existen personas que utilizan el riesgo como excusa para aumentar mucho más el porcentaje de los intereses.

Cargos elevados por mora

La mayoría de las veces, la mora en los pagos acordados genera intereses más elevados.

Presentar un aval

Es común que este tipo de prestamistas particulares soliciten un aval, consiste en que el prestatario presente a una persona que se comprometa a ser la fiadora, esta persona deberá pagar la deuda en caso de que quien recibió el préstamo no lo haga.

 

Prácticas de usura

No se puede generalizar, pero muchas personas dedicadas a esta actividad utilizan técnicas de cálculo de intereses poco realistas y transparentes, por lo que en ocasiones el prestatario no ve que la deuda disminuya, sino acreciente.

 

Diferencias entre las entidades financieras privadas y los prestamistas particulares

Las entidades financieras privadas son hoy en día las grandes competidoras de la banca tradicional. Su actividad principal es otorgar créditos y se rigen por la legislación correspondiente.
Cada día que pasa gozan de un mayor reconocimiento, esto es debido a que en el sistema actual cada día hay más préstamos rápidos online, esto ha supuesto cubrir una necesidad, la necesidad de dinero rápido por parte de ciertas personas que no lograban solicitar los présamos a través de la banca.

La diferencia primordial entre los prestamistas particulares y las entidades financieras es que éstas últimas se encuentran registradas en la SBS, lo que de alguna manera te protege de caer en manos de estafadores.

Además, aún cuando los requisitos son mínimos, este tipo de empresas hacen un estudio serio de la capacidad crediticia del solicitante, en base a lo cual se establecen intereses razonables para garantizar el cumplimiento del pago.

Es decir, la entidad financiera se asegura de que el monto aprobado esté acorde a las posibilidades de pago del prestatario, en cambio, un prestamista particular no realiza un estudio previo que muestre la capacidad de pago de la deuda, lo que puede resultar en una situación de impago y por ende un recargo de intereses.

 

¿Por qué las entidades financieras son más recomendables que los prestamistas particulares?

Lo primero que hay que saber es que las entidades financieras están amparadas por el Banco de España, por lo que esto brinda una garantía en cuanto a su funcionamiento.
Además, algunas de las condiciones que ofrecen muchos prestamistas particulares son más desfavorables para el prestatario, tanto por el tiempo de devolución como por los intereses.
En algunos casos, estos particulares solicitan dinero por adelantado, lo que en muchos casos se trata de un fraude, ya que el prestatario no recibe el dinero.

Por otra parte, las entidades financieras están obligadas a brindar toda la información al cliente sobre las condiciones del crédito, lo que no pasa en la mayoría de los préstamos entre particulares, que no suelen dar información clara sobre el trato.

También existen aquellos que ofrecen unas ofertas atractivas pero que no son nada realistas y al momento de ejecutar el préstamo no cumplen con lo ofrecido al cliente.
Las entidades financieras realizan un estudio previo de la solvencia y capacidad de pago del solicitante, por lo que la cuota de pago establecida en el contrato siempre será acorde a su solvencia.

Tipos de préstamo de las entidades financieras

 

Préstamos personales

Son préstamos que se utilizan para cubrir necesidades específicas que aparecen en un momento determinado. Son cantidades pequeñas que pueden usarse para reparaciones, viajes, emergencias médicas o compra de electrodomésticos.

 

Préstamos de estudios

Es un tipo de préstamo que se ha popularizado mucho en los últimos años y está dirigido a financiar la matrícula de estudios tanto a nivel de pregrado como de posgrado. En estos casos se aplican unos intereses mucho más bajos respecto a otro tipo de préstamos.

 

Minicréditos

Este tipo de préstamo está dirigido a una población que no cuenta con la posibilidad de acceder a otro tipo de crédito. Generalmente lo utilizan aquellas personas que están emprendiendo su propio negocio y a pymes que necesitan de dinero rápido.

El tipo de crédito se definirá de acuerdo a las necesidades del cliente, de su solvencia crediticia y sus posibilidades de pago.

 

 

 

 

Requisitos y documentos para préstamos de una entidad financiera

Cada institución financiera puede variar en cuanto a los requisitos y documentos que deben presentar los solicitantes. Los requisitos básicos son: ser español o tener la residencia, ser mayor de edad, tener un ingreso fijo mensual y tener una cuenta bancaria.

Entre los documentos a presentar se encuentran los siguientes:

Documento de identidad

Su finalidad es poder determinar la identidad de la persona que está solicitando el préstamo.

 

Comprobante de domicilio

Cualquier ente financiero que ofrece este tipo de préstamo necesita conocer la dirección del solicitante, ya que es importante para la verificación de datos y de que la residencia se encuentre en España.

Comprobante de ingresos

Para poder hacer una evaluación rigurosa es necesario saber el ingreso mensual de la persona. De esta manera se puede establecer con mayor precisión el monto a prestar y las cuotas a pagar.

 

Antecedente crediticio

Muchas entidades le imprimen gran importancia a este factor, aquel que tenga un buen historial crediticio tendrá más opciones a obtener por un préstamo. Aunque muchas empresas que dan préstamos particulares no lo exigen, la mayoría si lo hace.

 

Cuenta bancaria

Debes tener una cuenta bancaria a tu nombre, ya que es allí donde se depositará el préstamo.

 

 

 


 

Etiquetas relacionadas

#prestamistas particulares fiables
#prestamistas particulares sin requisitos
#prestamistas fiables españa
#prestamistas privados fiables
#prestamistas fiables españa sin pagar por adelantado
#prestamistas. particulares. fiables.
#prestamista particular a domicilio
#prestamistas legales en españa
#prestamista particular serio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *